Salchichón ibérico, todos los secretos

Hay que afrontar la realidad como es: de todos los embutidos, el salchichón ibérico es el más olvidado por el público. Y, ¿cómo no serlo, cuando al jamón ibérico de Jabugo no le falta nada para ser la estrella? ¿Cómo competir con el lomo ibérico, con su alto contenido proteico y bajo en grasa? ¿Cómo resaltar al lado del inconfundible tono rojizo del chorizo ibérico? Pues bien, hoy en Olalla reivindicaremos uno de los productos más artesanales, deliciosos y con más personalidad que os podáis encontrar en el mercado. Porque el salchichón puede convertirse también en la estrella de vuestras mesas estas Navidades, pero primero tendréis que dejarlo. ¿Estáis listos para dejaros convencer? ¡Pues seguid leyendo, que tenemos argumentos para rato!

Salchichón ibérico, la tapa perfecta

Ah, sí, el salchichón ibérico. Ese embutido elaborado a partir del magro y la parte oleaginosa del cerdo ibérico, aderezado con distintas especias que varían dependiendo del maestro elaborador. Este es, ante todo, un producto ecológico que sigue unas pautas de elaboración naturales en su totalidad, desde la elaboración hasta el secado y maduración en secaderos naturales. Además, el salchichón ibérico entraña en sí mismo un culto a la tradición, pues su receta se ha mantenido inalterada durante varias generaciones. Es, en general, un tesoro que debemos preservar y compartir con los demás, sin ninguna duda.

salchichón ibérico

Además, resalta por ser un alimento extremadamente versátil. Y no solo por su rico sabor; el hecho de ser un producto bastante asequible en el plano económico nos abre todo un abanico de posibilidades. ¿Unas tapas con nuestros amigos de salchichón ibérico? El plan perfecto, pues además este embutido es el acompañante perfecto de un par de cervezas. ¿Un bocadillo de salchichón para que nuestro hijo recargue las pilas en el colegio? ¡Pan comido! ¿Una cenita elegante rodeados de todos nuestros familiares estas fiestas navideñas? ¿Dónde hay que firmar?

Un alimento de calidad, delicioso y nutritivo

En Olalla, elaboramos nuestro salchichón ibérico con todas las garantías de las que os hablábamos con anterioridad. La calidad de nuestra carne, siempre ibérica, y nuestra selección secreta de especias (no, no nos tiraréis de la lengua) nos dejan piezas de salchichón únicas cada una en su especie. Sin embargo, tienen ciertas características en común.

Para empezar, se trata de un alimento un pelín más calórico que otras elaboraciones, como podría ser el jamón ibérico de bellota. Con un valor de 578 kilocalorías por cien gramos, se trata de un alimento contundente que recomendamos que se consuma con moderación (cien gramos para una sola persona da para comer bastante, sin necesidad de pasarse) o se reserve para ocasiones especiales.

En otro orden de cosas, resulta un alimento con una gran cantidad proteica, casi 30 gramos por cada 100. Su número de grasas saludables para el organismo es, por otro lado, de 50, 21 gramos por cada 100. Rico en sodio, contiene sin embargo niveles mucho más bajos de azúcares que otros embutidos de la misma clase y procedencia. En definitiva: rico, contundente y totalmente libre de grasas nocivas o añadidos que empeoren la calidad final del producto.

Si te decantas por nuestro delicioso salchichón ibérico por las fechas señaladas que se avecinan, te prometemos que recibirás en casa una pieza con todas las características que aquí te hemos expuesto. No lo dejes pasar, pues todavía estás a tiempo de decidir si lo quieres solo o si prefieres un salchichón ibérico con frutos secos. Pero date prisa y visita nuestra tienda cuanto antes, ¡que nos los quitan de las manos!

Fuente de las imágenes: La plaza de Jaén

Tienda Olalla

Comparte este artículo:
error0

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento.