Receta: Sal de jamón de Jabugo

Receta: Sal de jamón de Jabugo

Hoy en Olalla hemos decidido traeros una receta distinta a las que solemos compartir con vosotros: sal de jamón de Jabugo. Imaginamos que os estaréis preguntando, ¿y en qué se diferencia la entrada de hoy de todas las que ya están colgadas en el blog? Pues bien, este no es un plato propiamente dicho, sino que constituye un ingrediente más que añadir a elaboraciones mucho más complejas. De este modo, no solo os enseñaremos cómo preparar este sabroso sustitutivo de la sal tradicional. También os daremos algunas ideas de en qué platos puede encajar este peculiar ingrediente que ya es el nuevo hito en la cocina gourmet. ¿Queréis ver las caras de sorpresa de vuestros comensales cuando anunciéis que van a degustar sal de jamón de Jabugo? ¡Pues no dejéis de leer! 

Ingredientes y utensilios

La sal de jamón de Jabugo no es sal de verdad, por supuesto. Y, por si os lo estábais preguntando, no nos estamos refiriendo a la sal que se emplea para curar las patas de jamón. Sin embargo, el acabado final que obtenemos tras prepararlo correctamente se parece tanto a ese mineral que ha acabado adoptando el mismo nombre. Y, tal y como este último indica, está elaborado exclusivamente con jamón ibérico.

No obstante, como en Olalla sabemos de primera mano que no todos los jamones son iguales, nosotros siempre vamos a recomendaros que empleéis jamón ibérico de Jabugo. Ni si quiera necesitaréis adquirir uno nuevo para realizar la receta, pues como os recordamos siempre, del cerdo hay que aprovechar hasta los andares. Para la elaboración de este plato, el único ingrediente que necesitaréis son aquellas lonchas de jamón de Jabugo que hayan quedado demasiado desiguales como para presentarlas.

Entre los utensilios que tendréis que tener a mano para elaborar el plato, se encuentran:

· Horno o microondas

· Papel de hornear (si empleamos este electrodoméstico)

· Mortero o picadora

 Preparación

La elaboración del plato, aunque sencilla, dependerá del electrodoméstico que elijáis o que tengáis más a mano para preparar la receta. Pero que no cunda el pánico; independientemente de si usáis un horno o un microondas, el resultado va a estar para chuparse los dedos. Por lo que no sufráis si tenéis que decantaros por uno o por otro. Eso sí, id con cuidado para no confundiros con los tiempos o temperaturas.

Para elaborarlo al horno, pondremos este a precalentar a 180 grados durante algunos minutos en lo que dejamos reposar nuestro producto ya loncheado y bien disperso sobre papel para hornear. Después, dispondremos otra capa de este papel por encima de nuestro producto. Después, lo introduciremos y esperaremos 15 minutos. Para elaborarlo en el microondas, dispondremos nuestras lonchas de jamón de Jabugo en un plato, el cual introduciremos en el aparato durante 3 o 4 minutos a potencia máxima.

En ambos casos, dejaremos reposar el alimento hasta que quede completamente frío. Después, lo pasaremos bien por el mortero o bien por una picadora y observaremos cómo se van formando los pequeños cristales rojos de jamón de Jabugo. Dependiendo de si queremos escamas o una sal bien fina, emplearemos uno u otro. ¡Y voilá! Ingrediente listo para condimentar todo tipo de platos.

¿En qué platos usar la sal de jamón de Jabugo?

Lo realmente increíble de este plato es que estamos obteniendo el máximo sabor con el mínimo producto. Se acabó añadir un montón de producto a tus platos para que cojan el sabor; con un golpecito de sal bastará para condimentar un montón de ensaladas y pastas, para las cuales suele usarse pimienta negra u otros condimentos como orégano o hierbas provenzales. Tus comensales agradecerán la variedad y, por supuesto, el sabor. Por supuesto, también te agradecerán que incluyas la sal en los platos de cuchara: sopas, cocidos de lentejas o garbanzos, arroces... las posibilidades son infinitas, algunas más tradicionales que otras, cierto. Pero todas deliciosas. 

También haríamos bien en tenerlo en cuenta para nuestros aperitivos, desayunos o tapas; revueltos con patatas o huevos rotos, tostas de tomate y aceite o de requesón y rúcula, pinchos de tortilla española con pimiento verde… no importa, el toque a jamón de Jabugo hará resaltar cualquier plato que acompañe.

Fuente de las imágenes: Las delicias de Mayte
Tienda Olalla

Comparte este artículo:
error0

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento.