Receta: sopita de melón con jamón ibérico

¿Qué tal lleváis la ola de calor? Nosotros mal, si somos sinceros. Por eso venimos con una receta refrescante y, sobre todo, súper rápida, para estos días de verano en los que no os apetece ni moveros. Es una vuelta de tuerca al típico entrante veraniego, el melón con jamón, transformándolo en un sustituto del gazpacho… ¡Una sopa de melón con jamón! Nada como una bebida así de fresquita, sana y rápida para sobrellevar estas temperaturas imposibles…

¡Aquí los ingredientes que necesitaréis!

  • 1 melón
  • Jamón ibérico (de bellota o no, eso al gusto)
  • 1 o 2 cucharadas de nata líquida
  • Sal
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Pimienta
  • Unas hojas de hierbabuena

Y ahora, manos a la obra.

Lo primero que tenéis que hacer es cortar el melón en cuñas, como si os lo fuerais a comer con una loncha de jamón ibérico por encima. Luego se corta la cáscara del melón y se retiran las pepitas, para después trocear la carne de melón con la que os habéis quedado y pasarla por la batidora. Esto es optativo, pero mejor si después pasáis la sopa por el chino para eliminar cualquier hilo o fibra que haya resistido a la batidora.

En cuanto al jamón, no lo usaremos tal cual, sino que con él vamos a preparar unas virutas que espolvorearemos sobre la sopa. Así, cortad unas lonchas finas de jamón ibérico (o, si nos lo habéis comprado ya loncheado pues coged las que queráis) y ponedlas a deshidratar en el horno. Mejor si cubrís la bandeja con papel vegetal antes de colocar las lonchas, así no se pegarán a esta. Después, solo tenéis que poner el horno a 150 grados hasta que estén duras y secas.

Si tenéis miedo de que se os puedan quemar o estáis cocinando con los más peques, os basta con poner las lonchas de jamón ibérico entre dos servilletas de papel (o papel de cocina) y lego meterlas al microondas un par de minutos a potencia máxima.

Por otro lado, triturad la hierbabuena junto a los 50 mililitros de aceite de oliva y dejadla reposar. Con esto obtendréis aceite de hierbabuena, que le dará un sabor muy original y fresquito.

Y, cuando la batidora haya acabado y veáis que no queda ni un hilo, mezcláis esto con la nata y añadid una pizca de sal. También podéis añadir pimienta, pero es opcional. ¡Y a la nevera!

Presentación y detallitos.

Una sopa es una sopa, así que suele ir en cuencos. Sin embargo, en muchas fiestas lo usan como aperitivo gourmet y las suelen repartir en pequeños vasos de chupito a los asistentes. Decidáis como decidáis presentarla, añadid primero las virutas de jamón ibérico en su superficie y un poquito del aceite de hierbabuena que habéis preparado. Si no tenéis hierbabuena o no os gusta no pasa nada, podéis usar aceite de oliva normal.

Además, ¡podéis cambiar el color de la sopa! ¿Qué cómo? Pues usando otro tipo de melón. Por ejemplo, si usáis un melón cantalupo en lugar del melón piel de sapo que conocemos todos, vuestra sopa quedará con un tono anaranjado. ¡Gazpacho de mentira!

Ahora que ya tenéis fichada esta receta perfecta para el finde, ¡ya solo os falta el jamón ibérico! Además, si no queréis perder tiempo cortando las lonchas, recordad que en Olalla os ofrecemos la opción de que nuestros jamones ibéricos os lleguen a casa ya cortados por un profesional y envasados al vacío, ¡para que no gastéis ni un solo segundo bajo este calor para disfrutar de vuestra sopa de melón con jamón ibérico!

Fuente de la imagen: https://www.youtube.com/watch?v=fdNRZg1HD_o

tienda olalla jamones

Comparte este artículo:
error0

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento.