Lote ibérico para regalar Olalla, ¿cómo catarlo?

Sí, somos conscientes de que están siendo unas semanas moviditas aquí por Olalla. Primero que si los estuches ibéricos para regalar por Navidad (a tus seres queridos o como regalo de empresa, como prefiráis). Luego, que si salchichón ibérico elaborado a partir de todo tipo de frutos secos, de gala a juego con las fiestas. Lo entendemos, demasiadas ansias para el cuerpo. Así que, de momento, y solo por el día de hoy, dejaremos de intentar que se os haga la boca agua. Porque claro, ver todos esos manjares expuestos en la tienda Olalla es una cosa… pero, ¿cómo podéis aseguraros desde casa que la calidad estará intacta a la hora de catarlos en casa? ¿Cómo mantengo todo el sabor de mi lote ibérico para regalar cuando vaya a servirlos a la mesa? Pues bien, no dejéis de leer que vamos a desvelaros todos los secretos.

Recibo un lote ibérico para regalar en casa… ¿y ahora qué?

Pues bien, debemos tener en cuenta que el proceso de salvaguardar todo el sabor y calidad del producto comienza desde el minuto uno. No es demasiado raro que al recibir un delicioso lote ibérico Olalla del tipo que sea, no podamos degustarlo al instante. Normalmente este tipo de manjares es mejor disfrutarlos con familiares y amigos, y si deseamos organizar una pequeña cata privada la calidad debe ser máxima.

De este modo, es interesante tener a mano toda la información sobre cómo conservarlos desde el momento en el que los recibimos. Por ejemplo, si nos decantamos por un estuche ibérico, lo ideal será dejarlos que se conserven en frío, entre 4 y 10 grados centígrados. Por otro lado, los surtidos de salchichones es mejor que reposen en un lugar fresco y seco, con una temperatura constante que no rebase los 12 y 14 grados.

¡Qué empiece la cata! Pero antes…

Pues sí, amigos, ambos productos requieren de un pelín de mimo antes de ponerlos sobre la mesa. En el caso de los deliciosos estuches de jamón ibérico, será necesario que estos alcancen una temperatura que oscile entre los 20 y 25 grados. Para ello, podemos sacarlos del refrigerador con antelación o podemos pasarlos por agua templada para eliminar cualquier resquicio de frío. Después, con mucho cuidado, abriremos la bolsa y separaremos las lonchas, disponiéndolas sobre el plato para el deleite de todos. Tras darle cinco minutos al producto para que se oree, ¡voilá! Listo para comer.

lote ibérico para regalar

Presentará un color rosado intenso, rayando las puertas del rojo. Estará ribeteada por las infiltraciones de grasa, brillantes como perlas de marfil. Su olor intenso precederá su sabor aromático, bajo en sal y virando hacia el dulce, alejándose de cualquier matiz amargo.

¿Y el salchichón con frutos secos?

Este producto, por su parte, se rige por sus propias normas. Para empezar, deberá ser sacado del frío cuando vaya a degustarse, por lo menos el día anterior para que recobre todas sus propiedades. Al depositarlo sobre el plato llamará la atención de los comensales su aroma intenso. Su textura en boca será carnosa, explosiva en el punto perfecto de pimienta negra y demás especias que nos guardamos en la manga. ¿La estrella de la corona? El 10% de frutos secos enteros que contiene cada pieza, añadiendo jugosidad al acabado del producto.

lote ibérico para regalar olalla

Recomendamos que una vez abierto el producto, este sea conservado al frío del frigorífico. Cuando volvamos a degustar este producto, bastará con repetir los pasos del párrafo anterior. ¿Suena fácil? ¡Pues estos lotes ibéricos para regalar saben aún mejor! ¡No os quedéis sin el vuestro!

Tienda Olalla

Comparte este artículo:
error0

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento.