El Jamón Ibérico… ¿mejor loncheado?

Comprar loncheado de Jamón Ibérico es una buena idea si lo haces en Olalla. Nosotros, de la mano de nuestros mejores cortadores de este delicioso ibérico, hemos encontrado la fórmula perfecta para que sepa recién loncheado, con sus propiedades organolépticas intactas. Sin embargo, si sois de esos a los que todavía os llama más recibir en vuestro hogar una pata o paletilla entera de este producto gourmet, no os podéis perder la entrada en el Blog de hoy. Os daremos una por una todas las razones por las que conviene pasarse al Loncheado de Jamón Ibérico de vez en cuando. Y, además, algún consejillo en lo que a conservación y degustación se refiere. ¿Se os hace la boca agua? ¡Pues no dejéis de leer!

¿Por qué comprar loncheado de Jamón Ibérico?

Comprar loncheado de jamón ibérico es siempre una buena idea si lo haces en Olalla. Como nosotros le dedicamos todos los mimos que el producto requiere en cuanto a conservación, corte y envasado, el sabor se mantiene intacto. Un aspecto que tienes garantizado con los loncheados de Olalla es que todos están cortados a cuchillo. De no ser así, el calor de la máquina calentaría el producto y obtendríamos matices indeseados de sabor que estropearían el que le es inherente a este gran ibérico. Pero, como ese no es el caso, la calidad es la primera de las ventajas de llevarte a casa este producto tan delicioso. 

Sin embargo, la que quizá es la razón principal por la cual este método de consumir este ibérico está ganando adeptos últimamente no es otra que la comodidad. Pues sí, lonchear una pieza entera de jamón requiere tiempo que podríamos destinar perfectamente a cualquier otra actividad. Sobre todo si tenemos invitados en casa a los que deseamos impresionar. Y eso sin tener en cuenta que lonchear adecuadamente nuestra pieza de jamón o nuestra paleta no es un asunto sencillo. No en vano, nuestros cortadores de jamones siguen una formación intensiva y disponen de todas las herramientas necesarias para procurar un corte perfecto.

Otro de estos factores es el espacio que ocupa una pieza entera frente a un loncheado. Las patas de jamón suelen pesar entre 7 y 8 kilos, y deben estar correctamente colocadas en sus respectivos soportes, que también ocupan lo suyo en nuestra cocina. Por no hablar de demás herramientas como cuchillos, que requieren su mantención aparte. Sin embargo, el Loncheado de Jamón Ibérico puede conservarse perfectamente ocupando el mínimo espacio.

¿Cómo conservarlo? ¿Y degustarlo?

Y cuál es la mejor manera de conservar mi loncheado ibérico, os preguntaréis. Pues bien, nuestros sobres envasados al vacío procuran una conservación perfecta del producto durante 3 meses enteros si lo conservamos al frío del frigorífico. Sí, estáis leyendo bien. Hasta 90 días en los que tanto el sabor como la calidad de este producto gourmet se mantienen totalmente inalterados.

Sin embargo, este proceso de conservación requiere de una pequeña preparación antes de servir. Para empezar, debemos sacar los sobres de la nevera con un poquito de antelación, de manera que el producto se atempere correctamente. Si tenemos un poquito de prisa también podemos recurrir a algún truquillo, como pasar por agua tibia nuestro estuche recién sacado de la nevera. Eso sí, ¡cerrado!

El mismo producto es tan agradecido de que nos informará sin duda alguna cuando ya esté en condiciones óptimas de ser consumido. Cuando las lonchas se despeguen sin problema las unas de las otras, sabremos que el momento de la degustación ha llegado. Y será tan fácil como servir en el plato que queramos, ¡y disfrutar!

loncheado jamón ibérico

Comparte este artículo:
error0
Tweet 20
fb-share-icon20

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento para que lo apliques en tu primera compra.

Abrir chat
Powered by