Jamón de Jabugo, Denominación de Origen Protegida

Seamos sinceros: no todos los jamones ibéricos saben igual. Cuando uno se lleva a la boca un jamón de Jabugo con Denominación de Origen Protegida, se nota. Y esta no es otra que la realidad de este manjar insignia de la cocina mediterránea, y el de muchos otros. No todas las calidades son iguales, y ciertos productos, por su laborioso proceso de elaboración o por su relación con la zona geográfica en la que se producen deben ser protegidos. Y esta no es otra que la función de la Denominación de Origen.

Claves de la Denominación de Origen Protegida 

Aunque podría parecer incluso una especie título nobiliario, la llamada Denominación de Origen Protegida no es otra cosa que la manera de la Unión Europea de garantizar la libre competencia. Existen determinados productos que deben ser sometidos a un complicado procedimiento para conseguir el resultado final. También es frecuente que, por sus condiciones de elaboración, haya alimentos estrechamente ligados con la zona geográfica en la que se producen. En consecuencia, cosa que sucede con especial incidencia en países como España, una de las cunas de la tan alabada cocina mediterránea, se codician determinados alimentos simplemente por su denominación, por su nombre.

En principio no parece que esto encierre ninguna problemática. Hay exquisitos manjares que tan solo con oír como se llaman ya podemos ir salivando, que estarán seguramente deliciosos. Sin embargo, ¿cómo podemos saber, como consumidores, que realmente el producto que estamos comprando reúne todas las características prometidas? ¿Cómo nos cercioramos de que se ha elaborado conforme a las prácticas y en los lugares que debería hacerse? Y es más, si nosotros tenemos un negocio basado en la venta de uno de estos alimentos, ¿cómo podemos protegernos de otros vendedores que se lucran a base de vender otro producto, pero con el nombre del nuestro?

A todas estas inquietudes y problemas de ambos bandos, clientes y profesionales de la gastronomía, da respuesta la Denominación de Origen Protegida. Esta clasificación, mediante Reglamento de la Unión Europea, un importante instrumento legislativo, se establecerán todos los requisitos para proteger los productos autóctonos de mejores calidades.

Jamón de Jabugo, todos los requisitos

El Jamón de Jabugo recibió su esperada Denominación de Origen Protegida mediante el Reglamento Nº 1151/2012 del Parlamento Europeo. De esta manera, se reconoce la increíble calidad de esta delicia y se protege su comercialización y puesta a disposición en favor de los consumidores. Sin embargo, si os estáis preguntando qué requisitos debe reunir un producto para recibir este tipo de protección, no os preocupéis, que en Olalla os vamos a contar todo paso a paso.

En primer lugar, resulta indispensable que la raza del cerdo sea ibérica. Como seguramente ya sabréis, el cerdo ibérico es un animal conocido por la calidad de sus productos. Su carne nos regala excelentes manjares, desde el jamón de Jabugo hasta todo tipo de embutidos ibéricos, aunque últimamente se está popularizando el consumo de su carne sin curar, como ocurre con el secreto ibérico. La alimentación de este animal ya os la hemos repetido hasta la saciedad, que no es otra que la bellota, causante de las grandes concentraciones de grasas cardiosaludables que posee este producto. 

Hasta aquí, estas son características que cualquier otro jamón ibérico podría poseer. La característica que realmente hace al jamón de Jabugo tan especial, no es otra que la zona de la crianza de estos animales. Estos necesitan una gran cantidad de ejercicio y libertad para que la infiltración de la grasa en la carne sea la óptima. De este modo, lo que caracteriza el peculiar sabor de este producto no es otro que su producción en la región de Huelva.  Por sus dehesas viven tranquilos estos animales, mediando unas condiciones microclimáticas óptimas para lograr una calidad perfecta en el resultado final.Tienda Olalla

Comparte este artículo:
error0

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento.