Diferencias entre un jamón cortado a mano y un jamón cortado a máquina

Diferencias entre un jamón cortado a mano y un jamón cortado a máquina

A la hora de comprar jamón ibérico ya cortado se te pueden presentar dos opciones: comprarlo cortado a máquina o cortado a mano. De primeras puede parecer que ambas opciones son válidas, o una simple cuestión de presentación, pero no es así.

Te explicamos por qué si compras un buen jamón debes pedirlo loncheado a mano:

Jamón ibérico cortado a máquina

El principal problema de cortar un jamón ibérico a máquina es que la hoja mecánica, al friccionar con el jamón, aumenta de temperatura, lo que modifica las características del jamón, como el sabor, su textura e incluso sus cualidades nutricionales. Además en las lonchas cortadas con la máquina no se diferencia de qué parte del jamón proceden.

Cortar un jamón no es tarea fácil, ya que hay que tener diferentes factores en cuenta, como la dirección de las fibras de la carne. Un buen cortador loncheará un jamón siempre siguiendo esa dirección, pero con la máquina no siempre es posible. Cortar un jamón en contra de la veta hace que su sabor y su suavidad se modifiquen.

Normalmente las ofertas de jamón ibérico loncheado a máquina ocultan un jamón de mala calidad y cortadores que no son expertos, ya que cortar a máquina es mucho más rápido e industrial. En Olalla, por el contrario, nos negamos rotundamente a echar a perder nuestros magníficos jamones cortándolos a máquina. Después de cuidar con mimo el producto en cada fase de la elaboración, cortarlo a máquina sería ir contra todo lo que nos define como empresa estropeando el resultado final.

En Olalla nos gusta lo que hacemos, por eso le dedicamos al jamón ibérico el cuidado que se merece.

Jamón ibérico cortado a mano

Si no tienes los utensilios necesarios o no sabes cómo cortar adecuadamente un jamón ibérico, te recomendamos que lo compres ya cortado a mano por un profesional.

Los jamones ibéricos de Olalla son especiales, le damos mucha importancia a la tradición que nos permite mantener ese sabor tan especial, por eso queremos también lo mejor a la hora del corte. Cortamos todos nuestros jamones a mano y el encargado de hacerlo es Florentino Mateos, campeón de España de corte en 2010.

Florentino sabe respetar la pieza y aplica el corte adecuado para cada parte del jamón y así conseguir la textura perfecta. Un buen cortador como él sabe cómo conseguir una loncha lo suficientemente gruesa como para que se perciba bien el sabor y lo suficientemente fina para que la grasa de deshaga en la boca. Asimismo, al cortar el jamón a mano se diferencia perfectamente de qué parte del jamón ha salido cada loncha.

Lo mejor del corte a mano es que con el cuchillo se respetan las características del jamón, de modo que conserva su sabor, textura y cualidades nutricionales. Otra ventaja de pedir tu jamón ya cortado es que el cortador experto será capaz de aprovechar la pieza al máximo acercándose al hueso todo lo posible. Mientras que un cortador inexperto suele desperdiciar parte de la pata.

Además, desde Olalla te enviamos el jamón loncheado en sobres envasados al vacío, lo que ayuda a conservarlo durante mucho más tiempo, hasta tres meses.

En resumen, si no sabes o no tienes las herramientas para cortar un jamón, crees que no te lo vas a poder comer lo suficientemente rápido o simplemente prefieres la comodidad de tener el jamón siempre listo para servir, cómpralo ya loncheado. Pero apuesta siempre por la calidad, pide tu jamón ibérico cortado a mano.

Comparte este artículo:
error0

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento.