Descubre las razas de cerdo que existen

La raza de la que proviene un cerdo es la gran protagonista a la hora de hablar de la calidad de su carne. Y no, no solo nos referidos a la carne embutida, que nos encanta, sino también a la preparada para cocinar. Y es que aunque el cerdo ibérico es el ejemplar del que se obtiene la carne con mejor calidad en todos los sentidos (tanto para fabricar embutidos como para cocinar), en ocasiones le hace falta un pequeño empujoncito de otras razas. Tranquilos, os lo explicamos ahora.

Productos curados

Cuando la carne del cerdo está pensada para convertirse en un producto curado, por encima de cualquier otra destaca la de la raza ibérica. Esta raza antes se movía por toda España, pero ahora mismo solo podemos encontrarlo en las dehesas de Extremadura, Andalucía y en Castilla y León (especialmente en Salamanca). Por supuesto, a los cerdos se les mantiene en libertad para que consuman cualquier antojo que les ofrezca la dehesa, a la que se adaptan como anillo al dedo. Aunque suelen comer raíces y hierba, el alimento estrella son las bellotas en época de montanera, y cuantas más comen, mayor es la calidad de su carne.

Desde Estados Unidos, en cambio, nos llega la raza Duroc, que ha acabado por extenderse por todo el mundo por la calidad de su carne magra y por la velocidad de crecimiento que pueden llegar a coger. De los Duroc también se pueden sacar productos curados, pero ante todo se la usa para cruzarla con la ibérica, por eso de mejorar su crecimiento. Y es que la estadounidense produce cerdos más fuertes, con camadas más numerosas, y su carne tiene una gran cantidad de grasa infiltrada que ayuda a nuestros ibéricos a mantenerse mucho mejor.

Pero, ¡atentos! Hay que tener en cuenta que, aunque se crucen las razas para mejorar tanto la carne como el cuerpo de los cerdos ibéricos, en el mercado solo se considera ibérico a un cerdo cruzado si mantiene al menos un 50 % de sangre ibérica. En Olalla nunca te vamos a ofrecer menos de este 50 %, e incluso podéis comprar productos ibéricos con un 100 % de esta. Os animamos a echar un vistazo a la web, donde podréis comprar directamente todos nuestros productos y, además, consultar el porcentaje de raza de cada uno de ellos.

 

Carne para cocinar o cocer

En España se suelen utilizar para el cruce con otras especies dos razas de cerdos blancos muy conocidas:

  • Largue White y Landrace. Como en el caso del Duroc, el Large White es conocido por su capacidad para la maternidad y el alto número de lechones por parto. Como curiosidad, que sepáis que el famoso cerdito “Babe” era de esta raza.
  • Por otro lado tenemos al Landrace, que destaca por la forma tan excelente que tiene de apartarse al medio y por sus bajos niveles de grasa en carne (¡vamos, que tiene un tipín!). Además, estas razas son las que producen gran parte de la carne fresca de porcino que vemos en el mercado.

Sin embargo, es la carne del cerdo ibérico la que sigue ganando en calidad. Su sabor no se puede comparar al de las otras razas, y no solo cuando hablamos de embutidos. Las carrilleras, el secreto ibérico, el solomillo, la presa… Se hace la boca agua, ¿eh? Normal. Si es que no hay nada como nuestros cerdos ibéricos, y en Olalla lo sabemos mejor que nadie.

Comparte este artículo:
error0

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento.