¿Conoces los principales beneficios del jamón ibérico?

Todos sabemos que los ibéricos son uno de los productos alimenticios españoles por excelencia y, dentro de ellos, destaca el jamón ibérico. Además de ser distinguido por su sabor, aroma y textura, nuestro jamón ibérico tiene beneficios para la salud, y se recomienda por su alto contenido en componentes oligoelementos (esenciales para muchos procesos metabólicos).

Destaca por su calidad el jamón ibérico de bellota, que proviene de cerdos que se han alimentado durante la época de montanera, es decir, el final del engorde, solo con hierbas y bellotas.

Como ya os dijimos, la alimentación del cerdo en esta época es un factor clave para determinar el nivel de ácidos grasos que acumulará el cerdo en sus tejidos. Así, si se alimenta con bellotas, más del 55 % de estos ácidos grasos acumulados será ácido oleico, que recordemos que es el principal componente del aceite de oliva. Y ya sabemos lo que nos dicen de los beneficios del aceite de oliva, ¿verdad?

El jamón ibérico, aprobado con buena nota.

Un estudio publicado en 2011 por la Universidad de Granada y del Centro Tecnológico de la Carne reflejaba que el consumo de jamón ibérico puede llegar a proporcionarnos hasta un 45 % de la cantidad de hierro diaria recomendada para los varones, y un 23 % en el caso de las mujeres.

El hierro es un mineral básico para el cuerpo, ya que nos llena de energía y ayuda a la prevención de patologías. Además, tenemos que tener en cuenta que las mujeres deberían ingerir mayores cantidades de hierro durante la menstruación por la pérdida de este elemento que se produce durante estos días. ¡Vaya excusa buena para prepararse un buen plato de jamón ibérico!

Cinc y vitaminas, de la mano en el jamón ibérico.

Este estudio también puso de manifiesto el contenido de otros componentes altamente beneficiosos para la salud en el cerdo ibérico, como el cinc y algunas vitaminas. Así, los análisis mostraron que el jamón ibérico aporta un buen porcentaje de la cantidad recomendada del consumo diario de cinc, el cual es fundamental para el desarrollo físico de niños y jóvenes. Y no solo para ellos, pues además ayuda a la protección del sistema inmunológico.

Por otro lado, entre las vitaminas presentes encontramos las B1, B2, B3 y B6. La falta de estas suele provocar problemas de salud como cansancio o falta de apetito y, por supuesto, también disminución en la protección del sistema inmunológico.

Pero no creas que podemos vivir solo a base de jamón ibérico, ¡ojalá! Lo mejor es consumirlo en cantidades responsables e incluirlo en una dieta equilibrada, como la mediterránea, de la que ya os hablaremos en más profundidad otro día.

Comparte este artículo:
error0

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento.