La bellota, el secreto del jamón ibérico de Jabugo

Que el jamón de Jabugo es un jamón ibérico de los más deliciosos que existen es algo que todos sabemos. Y no solo eso, sino que sus propiedades nutricionales elevan su calidad como alimento por encima de todos los que intentan parecerse. Hoy venimos a desgranaros todos los secretos detrás del ingrediente estrella que hace de esta delicia todo lo que conocemos y adoramos. Y ese alimento no es otro que la bellota. «Tanto monta, monta tanto» seguro que pensaréis algunos de vosotros. Pero nada más lejos de la realidad: la bellota sí que marca la diferencia. ¡No dejéis de leer si no podéis esperar para averiguar cómo!

La bellota en la cocina mediterránea

Como todos podemos imaginar, la bellota se trata de un fruto. Lo que quizás no sabíais es que procede de la encima, el alcornoque y el quejigo por igual, si bien es cierto que el árbol que tradicionalmente ha estado más ligado con la alimentación del cerdo es el primero de todos. A lo que nuestra tierra respecta, en la península ibérica se dan dos especies distintas de bellota. Por un lado, está una variedad amarga y alargada conocida como «Quercus ilex subusp. ilex«. Por otro, se encuentra su contraparte mucho más redondeada y con un sabor más dulce, la «Quercus ilex subsp. Ballota«.

bellota jamón jabugo

Sin embargo, no os preocupéis. Ambas especies son comestibles y muy apreciadas dentro de la gastronomía mediterránea. Puede consumirse cruda, asada, e incluso cocinada con sal. También encontramos productos tradicionales elaboradas con ella, como la harina, empleada antaño para hacer todo tipo de tortas. También ha sido empleada en épocas de depresión económica en forma de licor por sus propiedades digestivas o pelada y tostada a fuego lento como si de café se tratara. Y, cómo no, constituye un ingrediente esencial en la elaboración el jamón ibérico de Jabugo.

Una explosión de nutrientes

Sin embargo, el sabor no es lo único que nos llevamos si decidimos introducir la bellota en nuestra dieta, de forma directa o indirecta. Pues sin duda, lo que más interesa de la bellota, son sus numerosas propiedades nutritivas. Entre sus valores nutricionales, se encuentra un 30% de agua, 52% de hidratos de carbono (con un 9% de fibra), 5% de proteínas, 70g de calcio por cada 100, 600mg y 80 mg de potasio y fósforo respectivamente, también por cada 100 gramos. Sin embargo, el valor que más interesa es el de los lípidos, nutriente que se concentra en un 8% en este alimento.

bellota jamón de jabugo

Y, precisamente, estos lípidos saludables son los que aportan todo tipo de propiedades cardiosaludables a nuestro jamón ibérico de Jabugo. Estudios del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva ha encontrado que la grasa del cerdo ibérico que ha consumido bellotas durante al menos dos montaneras contiene hasta un 55% de ácido oleico. De esta manera, se reduce el colesterol insalubre, se protege contra la arterioesclerosis, reduce el ácido úrico, y aumenta nuestra ingesta de vitamina E, un potente antioxidante.

Donde esté el jamón de Jabugo…

De este modo, la mejor manera de consumir todas las propiedades que aportan las grasas saludables de la bellota es, como resulta lógico, mediante el jamón de Jabugo. De esta manera no solo estamos consumiendo un montón de nutrientes ricos para el organismo, sino que estamos proporcionando a nuestros músculos una importante cantidad de proteínas para funcionar. ¿Te hemos convencido de probar a introducir este alimento en tu dieta? ¡Te esperamos en nuestra tienda!

Fuente de las imágenes: Temperate Climate Permaculture

Tienda Olalla

Comparte este artículo:
error0
Tweet 20
fb-share-icon20

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento para que lo apliques en tu primera compra.