Así queda tu jamón ibérico cortado a mano por un profesional

Así queda tu jamón ibérico cortado a mano por un profesional

¿Sabías que en Olalla puedes comprar tu jamón ibérico cortado a mano? Y no por cualquiera, sino por Florentino Mateos, campeón de corte de España 2010.

En Olalla buscamos la máxima calidad y damos mucha importancia a la tradición por eso solo cortamos nuestros jamones a mano.

Ventajas de comprar tu jamón ibérico cortado a mano

En primer lugar, la principal ventaja es la comodidad. Al comprar tu jamón ya cortado, lo tendrás siempre listo para servir. Solo tendrás que abrir el sobre unos minutos antes para que las lonchas respiren y se puedan separar bien.

Esta es también la mejor opción en caso de que no sepas cómo cortar una jamón correctamente o no tengas las herramientas necesarias. Florentino, nuestro experto cortador, aplicará el corte necesario a cada parte del jamón para conseguir la textura idónea. Además, creará lonchas con el equilibrio perfecto, es decir, lo suficientemente finas como para que se deshaga la grasa en la boca y lo suficientemente gruesas como para que destaque bien el sabor de la carne.

Cortar un jamón requiere más técnica de la que parece. El experto cortador loncheará tu jamón en dirección a la veta, con el tamaño, forma y grosor justo para cada parte de tu jamón lo que hace que la carne conserve su sabor, textura, aroma y cualidades nutricionales intactas.

Asimismo, sacará el máximo partido a la pieza al ser capaz de acercarse más al hueso.

Comprar  el jamón loncheado es más fácil de almacenar. Desde Olalla te enviamos el jamón ibérico loncheado envasado al vacío y repartido en varios sobres. Simplemente tendrás que guardar estos sobres en un lugar seco, protegidos de la  luz y a una temperatura entre 17ºC y 23ºC. No hace falta que los metas en la nevera.

Eso sí, una vez abierto un sobre, si no lo terminas en el momento, sí que deberás guardarlo en la nevera, pero bien envuelto en film transparente para que no se reseque y pierda sabor. Así aguanta unos días. Si cuando vayas a terminarlo ves que se ha resecado, ¡no lo tires! Puedes aprovecharlo para enriquecer alguno de tus platos.

El jamón envasado al vacío se conserva durante más tiempo que una pata de jamón: puede llegar a los 6 meses. Así, podrás disfrutar de esta exquisitez durante más tiempo y con más tranquilidad.

Por último, lo que más nos gusta de esta opción es que al estar el jamón repartido entre varios sobres podrás darle una sorpresa a algún familiar o amigo regalándole un poco de delicioso jamón ibérico. Ya verás cómo te lo agradecerá. Además, el jamón compartido con las personas a las que quieres sabe muchísimo mejor.

También si crees que una pata de jamón es demasiado para tí, puedes comprarlo loncheado junto a uno o varios compañeros de trabajo, amigos o familiares.

¡Todo son ventajas con el jamón ya loncheado! Eso sí, que siempre sea cortado a mano. Hay empresas que ofrecen el jamón cortado a máquina y esto siempre suele ser sinónimo de mala calidad del producto. Si quieres saber más sobre el corte a mano tenemos una entrada dedicado solo a las diferencias entre el corte a mano y a máquina.

¿Cómo compro un jamón ibérico cortado a mano?

Es muy sencillo:

  1. Elige el jamón o paleta ibérica que más te guste de nuestra web.

  2. Debajo de la descripción del producto que aparece a la derecha de la fotografía podrás elegir en un menú desplegable el tipo de corte. Selecciona “corte a mano profesional y envasado al vacío”.

  3. Haz clic en el botón de “añadir al carrito”.

  4. Después continúa con tu compra o tramita directamente el pedido. En un par de días tendrás en casa tu jamón cortado a mano.

¡Que aproveche!

Comparte este artículo:
error0

10% de descuento en nuestra web

Déjanos tu email y te enviamos el código de descuento.